Buscar
  • Puigborrull Psicologia

El arte de la asertividad (1) - Qué es y para qué puede servirte


En todas las relaciones que llevamos a cabo, ya sean en las relaciones laborales como en el resto de las relaciones personales, nos es de utilidad disponer de determinadas estrategias y habilidades comunicativas que nos faciliten la comprensión de aquello que queremos y nos quieren expresar ; entender las otras personas y sentirme entendido evita caer en estados de ánimo de frustración, de impotencia, de vergüenza, de culpa o similares. Esto es la asertividad, la habilidad para ser claros, francos y directos, diciendo lo que se quiere decir, sin herir los sentimientos de los demás,, sólo defendiendo sus derechos como persona. Dicha habilidad se sitúa en un continuo, donde en el centro se encuentra la asertividad, y en los extremos a un lado y a otro de ella, se encuentran la pasividad y la agresividad.


¿En qué posición te identificas?



CONDUCTA AGRESIVA: la persona antepone y defiende sus derechos de una manera deshonesta, manipulativa y/o inapropiada, pasando por encima de los derechos de los demás. Piensan que si no se comportan de esta forma son vulnerables; lo sitúan todo en términos de ganar-perder.

“Por tu culpa...”, “Más te vale...”, “Tienes que”..

Filosofía: Yo gano, tú pierdes.


CONDUCTA PASIVA: una persona es pasiva o inhibida cuando no defiende los derechos e intereses personales. Respeta a los demás, pero no se respeta a sí mismo. Las opiniones y deseos de los demás prevalecen sobre los propios ya que se opta por no manifestarlos. Se sienten inseguras, son personas “sacrificadas” que consideran que así evitan molestar u ofender a los demás. La persona inhibida puede serlo por causas diversa timidez, miedo, respeto al rol de la otra persona, baja autoestima, fracasos reiterados, etc.

“No importa”, “Como tú prefieras”, “¿Puedo...?”

Filosofía: Yo pierdo, tú ganas.


CONDUCTA ASERTIVA: las personas asertivas se esfuerzan por defender sus intereses, expresar sus opiniones y sentimientos y realizar sugerencias de forma honesta sin caer en la agresividad o la pasividad. Son consideradas con la forma de pensar y sentir de los demás. Me respeto y te respeto.

“Me siento ... cuando tú te comportas ....”, “Comprendo que tú.... pero yo....”, “Qué te parece?”, “¿Tú qué opinas?”

Filosofía: Yo gano, tú ganas.


¿Para qué puede servirte ser asertivo?

  • Dar tu opinión o pedir alguna cosa de forma natural sin la sensación de estar faltando el respeto a nadie

  • Expresar tus emociones negativas (quejas, críticas, desacuerdos etc) y rechazar peticiones sin que los demás se sientan heridos.

  • Compartir tus sentimientos, emociones y experiencias con los demás y favorecer que ellos compartan las suyas contigo.

  • Resolver los problemas cotidianos antes de que la situación se descontrole.

  • Mejorar la comunicación si trabajas en equipo.


Si quieres mejorar tu asertividad no dudes en conocer las 8 claves para ser más asertivo.



#asertividad

#habilidadessociales

#psicoterapia

#estilosdecomunicacion

#puigborrullpsicologia

#psicologiabarcelona


210 vistas

© 2020 Puigborrull Psicologia. Todos los derechos reservados.

  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
  • Gris LinkedIn Icon
  • Gris Icono Twitter

Barcelona